Acuario como pareja


Al conocer a un representante de Acuario, no podemos evitar imaginárnoslo como nuestra pareja. Promete traer toda la alegría, la vitalidad y el optimismo a nuestros días… y esa es una promesa que Acuario sabe muy bien cómo cumplir. ¿Quieres saber qué más te espera a su lado? Conócelo junto a nosotros y maravíllate con este signo de luz.

Cómo es el signo Acuario

Vivaz: es una persona con una energía descollante. Siempre está listo para dar el siguiente paso y no se preocupa por el pasado en ningún momento. Se proyecta con entusiasmo hacia el futuro sin dejar de vivir al máximo el presente.

Optimista: no contempla las fallas ni las desgracias. Es muy consciente de que estas vienen solas, sin ninguna necesidad de ser invocadas. De modo que asume que todo estará siempre muy bien, en especial porque le pone todas sus energías a cada nuevo emprendimiento.

Librepensador: Acuario es muy analítico de la realidad. Recibe la información y la desmenuza para convertirla en un pensamiento propio. No se ajusta a doctrinas establecidas ni sigue a ningún líder, sino que se guía por sus propios instintos y creencias.

Independiente: solo depende de sí mismo, tanto económicamente como afectivamente. No delega su felicidad en otros, sino que gesta la suya propia y la comparte con quien ama.

Creativo: desborda de una exultante creatividad, la cual vuelca en cada aspecto de su vida. A su lado, no hay posibilidades de aburrirse.

Acuario en el amor

Motivador: es un amante que siempre se encuentra un paso adelante de su pareja. Motiva a su compañero a perseguir sus sueños y a ser cada día un poco mejor. Acuario es un ser sumamente humanitario, algo que resulta contagioso cuando estás a su lado.

Vive el momento: para este nativo lo que cuenta es el ahora. No le pidas promesas ni intentes arrancarle un “para siempre;” disfruta de su chispeante compañía y procura estar siempre a su altura y seguir su ritmo, lo cual será casi una garantía de tenerlo siempre contigo.

Entusiasta: ama la vida y se entusiasma fácilmente con nuevos intereses, pasatiempos, estudios y otras cosas que va descubriendo en el intrincado y largo camino de la vida.

Levanta vuelo: cuando se enamora, se convierte en un ser expansivo debido a la felicidad que no le cabe en su interior. Cuando te incluye en cada plan, puedes estar seguro de que lo has conquistado.

Te acompaña sin agobiarte: una de las características más hermosas y atrapantes de Acuario en el amor es que te impulsa a seguir tus sueños, te motiva a que alcances tus metas y te apoya en toda clase de ideas que se te ocurran, pero nunca te agobia quitándote el aire. Respeta tus tiempos y tus espacios porque así es como le gusta ser tratado.