Cómo es el signo Acuario en el amor


A todos nos importa poder amar y ser igualmente correspondidos. No obstante, a menudo nos olvidamos de tomar en cuenta aspectos tan importantes como pueden ser las características de la persona a la que le dedicaremos nuestro amor.

La mejor forma de saber con quién estamos tratando, es preguntándole la fecha de nacimiento a la persona que nos interesa. De este modo, sabremos a qué signo del zodiaco pertenece y tendremos la posibilidad de anticiparnos a sus deseos, características positivas y algún que otro defecto.

El signo de Acuario, el cual nos reúne hoy, es uno de los más difíciles de atrapar. No bastará con enamorarlo, sino que tendremos que convencerlo de que no hay mejor lugar en el mundo que nuestros brazos. Debes saber que el esfuerzo valdrá la pena, ya que el aguador es un signo que te permitirá explorar el amor desde muchas perspectivas.

Características de Acuario en el amor

  • Magnético: más allá de sus características físicas, Acuario no enamora por su belleza. No se trata de que no la tenga, sino de que sus atributos más atractivos yacen en su personalidad. Es un signo divertido, intrépido y puede sacar tema de conversación a partir de ver a una mosca volar. Una vez que te cruzas con un nativo de este signo en tu camino, tu vida no volverá a ser la misma. Verás que las cosas pueden ser abordadas con diferentes perspectivas, lo que te dará mayor amplitud de conceptos y desarrollarás tu tolerancia.

 

  • Independiente: no puede estar vinculado con alguien que le proponga una relación cerrada. Necesita sentirse él mismo, poder expresarse y ser libre de cometer errores. No le pidas explicaciones de todo lo que hace ni te muestres celoso ante lo que hace, ya que esta clase de actitudes solo te alejará de él.

 

  • Soñador: sueñan despiertos y se imaginan que este amor que ha llegado a sus vidas es ese príncipe o esa princesa que prometían los cuentos de hadas. Puede llegar a ser muy fantasioso cuando se trata de proyectarse a futuro en compañía de un amor.

 

  • Yoísta: no esperes que el aguador se vuelque a ti e intente indagar en tu consciencia. Este representante del zodiaco tiene una buena cuota de egoísmo y egocentrismo. En la relación, el más importante es él, mientras que tú pasas a un plano secundario. Necesitan resaltar y mantenerte pendiente de ellos.

 

  • Dominante: por mucho que prediquen ideas de libertad, no pueden evitar ser dominantes en la relación. Marcarán el ritmo y serán los que tomen las decisiones más importantes. Es mejor acostumbrarse a este hecho, ya que no cambiarán.

 

  • Desprendido: los Acuario son la antítesis del sentimentalismo. Pueden vivir el amor con toda la intensidad del mundo, pero cuando llega el momento de decir adiós, simplemente lo hacen y no hay lágrimas que valgan.

 

  • Cambiante: esta característica nos muestra cuan contradictorio puede llegar a ser el aguador. Su amor no es constante ni estable, sino que fluctúa como una moneda cuyo valor está inestable en el mercado cambiario.

 

  • Espontáneo: ya que que oficie como virtud o como defecto, Acuario no puede evitar decir y hacer lo primero que le venga en mente. Sus pensamientos rara vez llegan a madurar, ya que son lanzados al exterior sin ser antes filtrados por los cánones de la diplomacia.

Artículos relacionados