El mágico poder de las salamandras


Las salamandras – habitantes del fuego

Cada elemento, el agua, la tierra, el aire y el fuego, están habitados por sus elementales, criaturas que han nacido y se desarrollan en su medio tal como nosotros lo hacemos en el hermoso planeta tierra. Te invitamos a descubrir el mágico poder de las salamandras y cómo ellas pueden interferir y ayudarnos en nuestra vida cotidiana. Si creías que el fuego era un medio inhóspito para vivir, déjate sorprender por la realidad de estos elementales que, lejos de hallarlo nocivo, han hecho de él su ambiente de vida.

Aspecto de las salamandras – cómo se ven estas criaturas

El aspecto de estas criaturas resulta algo muy interesante, ya que si bien reciben el nombre de “salamandras”, unos pequeños lagartos que habitan en zonas desérticas, su aspecto es totalmente diferente. En primer lugar, no lucen como animalitos, sino como niños humanos que rondan los diez años de edad.

Su particularidad es que son muy delgadas y, más sorprendente aún resulta el hecho de que de la punta de sus dedos se desprende una luz muy tenue que se intensifica en el preciso momento en que encuentran algo que les llama la atención. Por lo que podríamos decir que actúan como sensores, tanto para quien las está observando como para ellas mismas.

El origen de su nombre

Su nombre proviene de la antigüedad, momento en el que los videntes de Medio Oriente les otorgaron este nombre por las salamandras terrestres, las cuales son pequeños reptiles cuya capacidad de adaptación para vivir en terrenos desérticos resulta asombrosa.

Fueron los primeros elementales en habitar la tierra, ya que también participaron de forma muy activa en la creación del universo.

Cómo se comportan las salamandras

Las salamandras resultan sorprendentemente indiferentes al ser humano. Ellas saben que el hombre ha buscado desde los orígenes de la humanidad congraciarse con el fuego, pero también saben que los resultados no siempre han sido los mejores.

Cuál es el poder de las salamandras y cómo se relacionan con la videncia

Como decíamos, los videntes de la antigüedad fueron quienes les dieron el nombre por el que hoy las conocemos. Esto nos da la pauta de que estos animales mitológicos han llamado la atención de los profesionales de la adivinación desde épocas muy remotas. La pregunta es, ¿por qué?

Porque estas criaturas le aportan al ser humano claridad mental y aumentan su percepción de ver el futuro. Es por ello que los videntes y tarotistas procuran invocarlas, ya que así su consulta será mucho más certera. Es importante destacar que las salamandras no buscan la amistad ni el contacto con el ser humano, sino que procuran mantenerse en su medio, el cual saben inhóspito para nosotros.

Cómo atraer a las salamandras

Si te dedicas a las artes adivinatorias, realmente vale la pena intentar tenerlas cerca, aunque ellas se mantengan dentro de la llama en la que habitan, ya que si bien no procurarán tu contacto, permanecerán allí y con su sola presencia bastará para que tu mente reciba los influjos universales que le permitan tener mayor claridad para canalizar el futuro que se viene de forma inexorable.

¿Te has preguntado por qué los tarotistas y videntes siempre encienden un incienso? Porque basta cualquier foco ígneo, tal como una vela o la varita de un incienso para que ellas se hagan presentes.