El esplendoroso Tarot de Rider


El Tarot de Rider – un Tarot con arcanos menores tan fuertes como los mayores

Junto al Tarot de Marsella, el esplendoroso Tarot de Rider es de los Tarots más conocidos en el mundo occidental. En países como en los Estados Unidos o Inglaterra, es el más utilizado de los oráculos que utilizan barajas para realizar la adivinación.

La diferencia más notoria entre este y los demás Tarots es que en el de Rider los arcanos menores están cargados de tanto simbolismo como los arcanos mayores, lo que permite una mejor lectura e interpretación de la situación que nos preocupa. Te invitamos a conocer un Tarot que cambiará tu forma de leer las cartas.

Un Tarot para todos

El Tarot de Rider ha sido diseñado para que todas las personas, tanto las espirituales e intuitivas, como las más racionales y lógicas, puedan utilizarlo. Se trata de un grupo de cartas dividida en veintidós arcanos mayores, los cuales se corresponden a los del Tarot de Marsella, y cincuenta y seis arcanos menores, los cuales están divididos en cuatro palos: copas, bastos, espadas y oro (conocidos también como pentáculos).

Una gran ventaja con la que cuenta es que se trata de un conjunto de barajas muy bien organizado, el cual maneja un lenguaje accesible, por lo que no es preciso ser un tarotista profesional para acceder  hacer una lectura a través de él. Aunque, por supuesto, serlo representa aún más ventajas a la hora de interpretarlo.

Su simbolismo es tan rico, en especial el de los arcanos menores, que es una de las barajas más vendidas e imitadas del mundo. Esto se debe a que en él se reúnen el simbolismo cristiano, la cabalá judía, la alquimia y la Astrología. Con todos estos elementos, sólo podemos esperar tener una lectura precisa y detallada, con toda la información que necesitamos tener de determinada situación.

La importancia de la propia interpretación

  • Nuestro aporte a la interpretación: cuando nos aproximamos a un Tarot nuevo, es tan importante aportar nuestra propia interpretación a la guía oficial del este, ya que la fusión de ambas nos dará una visión mucho más amplia y nuestra lectura contará con una riqueza mucho mayor a que si no le volcáramos nuestra propia experiencia a la versión oficial.

 

  • Captar y percibir al arcano: por ejemplo, cuando tomamos un arcano, es necesario tocarlo, permanecer en silencio y percibir el mensaje que quiere transmitirnos. Haremos un análisis de su expresión, postura corporal, los colores con los que viste y los que lo rodean, todo lo cual nos hará recibir y captar su esencia.

 

  • Significado más allá de lo que se ve: por ejemplo, podemos estar frente a una figura cuya situación sea apremiante, pero que la actitud de esta sea relajada, lo cual, obviamente, nos llamará la atención. Sin embargo, no se trata de una incoherencia del Tarot, sino que cómo se siente internamente la persona que atraviesa por tal circunstancia. Por lo tanto, este Tarot agudiza nuestros sentidos al ayudarnos a leer entre líneas. Del mismo modo que tendremos que ir al detalle con cada arcano, deberemos hacerlo con nuestro propio consultante, lo cual nos permitirá compenetrarnos con el ser humano que tenemos delante de nosotros y que necesita toda nuestra atención y ayuda.

La conclusión final a la que es lógico llegar es que el Tarot de Rider no solo nos ayuda a ampliar la visión y ser un mejor tarotista, sino que es el punto de partida para convertirnos en un mejor ser humano.